La Mujer Chamán

chamana

El encuentro con mujeres chamanes es más dificultoso en sí que con un hombre chamán, y en general son menos accesibles que los hombres.

Cuando una mujer se entrega en cuerpo y alma a seguir el camino de Dios, primero que todo debe fusionarse con su bendita Madre representada en la Madre Naturaleza, o donde sea que nos encontremos, representada en el amor por nuestros hijos, por nuestros compañeros en el camino, por nuestros semejantes y por toda la humanidad  que necesita de la mujer como la otra columna que sostiene la Gran Obra de Dios.

La mujer chamán es aquella que se ha conectado con la esencia de todo su ser, con eso ha abierto la puerta a otras realidades. Ella logra atrapar la energía de su propio centro para crear y armonizar el espacio en que se encuentra.

Chamanismo1

La Mujer Chamán es la representación directa de la naturaleza. Su conexión viene directamente de la tierra y de las plantas. Es la guardiana de la puerta de la Pachamama y de los bosques. Hoy ha sido olvidada, al igual que el espíritu femenino, por la sociedad competitiva. Al destruirse la Tierra también se destruye el espíritu femenino o, más bien, se le obliga a huir. La madre naturaleza, terrible y poderosa, hoy da demasiado miedo al hombre moderno, quien elige mejor destruirla o esconderse tras corazas de hierro y asfalto. Las hijas e hijos de esta madre, ofuscados por la fantasía del mundo la olvidan y también olvidan al espíritu femenino, origen del hombre.

La raíz de este problema no lo podemos atribuir a los hombres o a las mujeres. Es un asunto que tiene su origen en la misma configuración de nuestra mente. La mente nos hace dudar, nos hace tener miedo.

chaman7La naturaleza, perfecta en sí, nos da miedo y nuestra mente construye otro mundo posible y mejor. Mejor al modo de ver de nuestra mente. Este mundo conlleva la separación con la naturaleza, el distanciamiento entre lo masculino y lo femenino y la desvirtuación de los sexos. Esto nos da que pensar sobre el origen foráneo de la mente. Nuestra mente no es equiparable con la de ningún animal, ni de lejos, tiene alguna reminiscencia con alguna creación en este planeta. Entonces. . . ¿De dónde viene nuestra mente? No creo que el mero hecho de la supervivencia en el planeta nos hiciera desarrollar una mente tan compleja, a años luz de la evolución actual de las especies

La Mujer Chaman, la mujer antigua, condicionada por la naturaleza, usaba más la intuición que la mente. Eso le daba un vuelo natural sobre el cosmos humano, que hoy ha perdido al hundir sus preocupaciones en las necesidades materiales. Esto se lo podemos imputar a la evolución o, mejor dicho, a la “involución”. La sociedad materialista, basada en el ansia de consumir a toda costa, destruye la naturaleza y a su guardiana la Mujer Chaman. Antes, esta mujer se proveía con facilidad de la naturaleza; ahora, al separarse de ella tiene que usar su mente para controlar las posibilidades de la seguridad alimentaria y otras necesidades creadas.

El hombre (o su mente), aliado en la empresa, se dedica a crear nuevas fantasías en las que gastar las pocas energías que le quedan. Así, encontramos una pareja anclada en el cubo de la materia por las raíces de sus mentes. Apelo a la mujer y al hombre a que abandonen la “guerra de sexos” y den una mirada sobre el poder de la mente en nuestras vidas, Ia importancia de dominar su influencia, muchas veces nefasta.

chamanUn trabajo chamánico exitoso depende de la participación de lo femenino y de lo masculino para que alcance en balance enriquecedor. En el trabajo ritual el papel femenino es básico, es la sustentadora del ritual.

El hombre abre y cierra, la mujer sustenta, (la realidad) el trabajo. La mujer, cuando deja a un lado las preocupaciones de la casa y la familia, puede convertirse en una vidente o mujer Águila. El hombre cuando se centra en su trabajo en la tierra se convierte en un hombre jaguar.

También hay mujeres jaguar (guerreras) y hombres Águila (videntes). El trabajo con la tierra y los elementos es un buen comienzo para restituir el equilibrio perdido. Las plantas maestras pueden apoyar en el dominio de la mente para alcanzar lo que en chamanismo se denomina como “mente fuerte”. El hombre y Ia mujer, si vuelven a reconocer sus orígenes, a amar la Madre Tierra respetando el equilibrio de la creación, pueden volver a encontrarse a sí mismos.

Una mujer chamán no sabe de traiciones, solo sabe de complicidad y respeto frente a otros chamanes.

Anuncios
Acerca de

Huellas para la Humanidad es una organización sin fines de lucro, creada con el propósito de ser un catalizador para mejorar la calidad de vida del ser humano a través de actividades, formaciones, servicios, estrategias, herramientas, conocimientos y técnicas para el desarrollo personal y espiritual.

Tagged with: , ,
Publicado en chamanismo
One comment on “La Mujer Chamán
  1. dora Estela Rodriguez dice:

    Soy descendientes de aborígenes los abuelo de mis padre y los bisabuelos eran aborígenes yo tengo algo de mis abuelas en lo espiritual yo se q seré como ellas y Dios a preparado mi vida para servirle así sera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 207.119 seguidores

Follow Chamana de la Gran Sabana on WordPress.com
Estadísticas del blog
  • 6,675 hits
A %d blogueros les gusta esto: